Michael Jordan, MD

El Medico Michael Jordan utilizó por primera vez una tableta en su práctica pediátrica en el 2004. Desde entonces ha añadido un smartphone con unas pocas aplicaciones cuidadosamente seleccionadas a su arsenal, y él no está interesado en absoluto en regresar a esos días lejanos cuando no podía consultar información necesaria en cualquier momento. Usted podría llamarlo «conectado», el prefiere considerarlo como prestar un servicio médico simple y efectivo. Y sus pacientes le están ciertamente muy agradecidos. El medico Jordan es parte del East Lake Pediatrics, que se compone de dos clínicas y una red de seis proveedores situados en Trinity, Florida, que ve a unos 125 pacientes al día (e igual número de recién nacidos). Ayudó en pruebas beta de la versión móvil del Greenway’s Intergy EHR, y siente que la salud móvil y los Expedientes Clínicos Electrónicos (ECE) son parejas de baile incómodas en la actualidad, pero van a entrar a ritmo una vez que los proveedores y desarrolladores de ECEs aprendan a ordenar los datos para ofrecer a los médicos lo que necesitan en el punto de atención.

«Hay que dar a los médicos lo qué es importante para ellos», dice, y añade que el producto de Greenway hace precisamente eso. «Es bastante complicado ahora, pero eso va a mejorar». Esa es la promesa de la salud móvil: Hacer más fácil la vida del médico. Una vez que los flujos de trabajo se mejoran, dice Jordan, los médicos migran de forma más rápida a los teléfonos inteligentes y otros dispositivos móviles, y luego van a comenzar a reconocer que estos, a su vez, conducen a una mejor interacción con sus pacientes y la mejora de los resultados clínicos. Esas mejoras clínicas podrían estar allí ahora, dice Jordan, los Médicos están preocupados en este momento acerca de la conveniencia y la eficiencia. Jordan dice que para su práctica medica tiene una página de Facebook, y ve a las redes sociales como un canal adecuado para el envío de notificaciones en masa, un próximo evento, un cierre de oficina, etc., Pero el énfasis no está en lo ‘social’ en lugar de la asistencia sanitaria, sino que es un medio para mejorar la participación de los pacientes. Y mientras que los mensajes de texto o el envío de correos electrónicos podría ser adecuado en algunos casos, eso no es siempre el caso. «A veces», dice, » una llamada de teléfono funciona mejor.» Fuente: Mhealthnews.