Monitor electronico de sueño
Monitor electronico de sueño
(Fuente: nytimes)

Las computadoras y los dispositivos móviles son enemigos de una buena noche de sueño, interrumpiendo el sueño con alertas de mensajes de texto, ademas de otras alertas que iluminan la pantalla lo que provoca irregularidad de los ritmos naturales del sueño. Pero una nueva generación de aplicaciones y dispositivos pueden ser el camino para mejorar el sueño. Los fabricantes están desarrollando aparatos como alarmas de teléfono móvil que despiertan las personas en el momento más oportuno de sus ciclos de sueño, así como pulseras que monitorean el ritmo cardíaco. Mientras que una persona puede contar las calorías consumidas o millas que caminó sin la ayuda de un dispositivo de rastreo digital, es casi imposible monitorear el sueño sin ayuda. Estudios han demostrado que las personas no recuerdan con exactitud la vigilia de sueño nocturna, mientras más privados de sueño, más subestiman su deterioro. Los médicos a menudo se centran en la dieta y el ejercicio pasando por alto el sueño, a pesar de que tiene serias afectaciones en cosas como la productividad laboral, las habilidades motoras, la sociabilidad y el peso. Algunos investigadores dicen que la nueva tecnología puede ayudar a centrar la atención en el problema. Sin embargo, científicos investigadores del sueño advierten que los dispositivos podrían tener poco más que un efecto placebo, o peor aún, poner en peligro a los pacientes mediante el encubrimiento de un trastorno del sueño que necesita atención médica. «Una gran cantidad de publicidad de dichos productos y supuestos logros no se han comprobado por estudios científicos serios», asevero Hawley Montgomery-Downs, director del Laboratorio de Investigación del Sueño en la Universidad de West Virginia. Los estudios demuestran que los monitores del sueño comerciales por lo general no pueden replicar la experiencia de los pacientes que pasan la noche en un laboratorio del sueño del hospital, donde los electrodos colocados en la cabeza miden cosas como el nivel de oxígeno en la sangre y el movimiento ocular. Conocida como la polisomnografía, esta grabación completa de los cambios bio-fisiológicos que tienen lugar durante el sueño se considera el estándar de oro para los estudios del sueño. El Dr. Montgomery-Downs estudió el «Fitbit», una pulsera que analiza el sueño y ejercicio midiendo el movimiento y determinó que sobrestimó el tiempo de sueño y la calidad por medir erroneamente el estar despierto como sueño. Estos dispositivos pueden fomentar cambios en el comportamiento de las personas sanas que simplemente quieren dormir mejor, sobre todo por darle a la gente una idea más precisa de cuánto tiempo están durmiendo. Fuente: NYTimes.